¿Cómo trabaja la AIF?

La Asociación es supervisada por sus 173 países accionistas, que conforman la Junta de Gobernadores. Su trabajo cotidiano está en manos del personal de operaciones del Banco Mundial, los Gobiernos y los organismos de ejecución.

Mientras el BIRF recauda la mayor parte de sus fondos en los mercados financieros mundiales, los recursos de la AIF provienen en gran medida de las contribuciones de los Gobiernos de sus países miembros (véase el recuadro sobre los donantes de la AIF). Los donantes se reúnen cada tres años para reponer los recursos de la Asociación y revisar su marco de políticas. La reposición más reciente de los fondos de la AIF —la decimoséptima reposición (AIF-18)— finalizó en diciembre de 2016 y en ella se reunió la cifra récord de USD 75 000 millones para financiar proyectos durante un período de tres años que concluye el 30 de junio de 2020. 

El proceso de reposición normalmente consiste en cuatro reuniones formales organizadas durante el plazo de un año. Además de los funcionarios de los más de 50 Gobiernos donantes (conocidos como “suplentes de la AIF”), se invita a representantes de los países prestatarios, con el fin de garantizar que los marcos de políticas y financiamiento respondan a las necesidades de los países miembros de la Asociación.

Los documentos de políticas que se discuten durante las negociaciones relativas a la reposición se dan a conocer al público, y el borrador del acuerdo correspondiente se publica en Internet para recibir comentarios de los interesados antes de la última sesión. El personal de la AIF también trabaja permanentemente con organizaciones de la sociedad civil, fundaciones y centros de estudio del mundo entero.