¿Cómo trabaja la AIF?

La Asociación es supervisada por sus 173 países accionistas, que conforman la Junta de Gobernadores. Su trabajo cotidiano está en manos del personal de operaciones del Banco Mundial, los Gobiernos y los organismos de ejecución.

Históricamente, los recursos de la AIF han provenido en gran medida de las contribuciones de los Gobiernos de sus países miembros (véase el recuadro sobre los donantes de la AIF). Los donantes se reúnen cada tres años para reponer los recursos de la Asociación y revisar su marco de políticas. El proceso de reposición normalmente consiste en cuatro reuniones formales llevadas a cabo en el curso de un año. Además de los funcionarios de los más de 50 Gobiernos donantes (conocidos como “suplentes de la AIF”), se invita a representantes de los países prestatarios, con el fin de garantizar que los marcos de políticas y financiamiento respondan a las necesidades de los países miembros de la Asociación. Los documentos de políticas que se discuten durante las negociaciones relativas a la reposición se dan a conocer al público, y el borrador del acuerdo correspondiente se publica en Internet para recibir comentarios de los interesados antes de la última sesión. El personal de la AIF también trabaja permanentemente con organizaciones de la sociedad civil, fundaciones y centros de estudio del mundo entero.

La reposición más reciente de los fondos de la AIF —la decimoctaba reposición (AIF-18)— finalizó en diciembre de 2016 y en ella se reunió la cifra récord de USD 75 000 millones para financiar proyectos durante un período de tres años que concluye el 30 de junio de 2020. La AIF-18 introdujo la transformación más radical del modelo financiero de la Asociación desde su creación en 1960. Por primera vez, la AIF buscará apalancar su capital accionario combinando las contribuciones de los donantes con sus propios recursos y fondos obtenidos a través de los mercados de deuda.

El paquete de financiamiento permite optimizar los recursos de manera excepcional —dado que por cada USD 1 que aportan los asociados se genera una capacidad de gasto de unos USD 3— y constituye uno de los compromisos más concretos y significativos hasta la fecha para incrementar el financiamiento destinado a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

¿Cómo se asignan los fondos de la AIF? Los países prestatarios de la AIF requieren gran cantidad de fondos en condiciones concesionarias. Sin embargo, los recursos disponibles, que son fijos una vez que los Gobiernos donantes comprometen su aporte, no son suficientes para cubrir las necesidades de los países.

Por lo tanto, la AIF debe decidir cómo asignar los recursos escasos entre los países admisibles (véase el recuadro referido a los países prestatarios). Las decisiones sobre las asignaciones se basan en una serie de criterios, entre los que figuran el nivel de ingresos del país y su desempeño en el manejo de la economía y de los proyectos de la AIF en curso.

Los países deben cumplir los siguientes criterios para recibir fondos de la Asociación:

  • La pobreza relativa, definida según el ingreso nacional bruto per cápita, debe estar por debajo de un umbral establecido que se actualiza todos los años. En el ejercicio económico de 2019, era de USD 1145.
  • Falta de solvencia para conseguir préstamos en condiciones de mercado y, por lo tanto, necesidad de recibir recursos en condiciones concesionarias para financiar el programa de desarrollo del país.

Cumplidos estos criterios, se evalúa a los posibles prestatarios para determinar su desempeño en la ejecución de políticas que promueven el crecimiento económico y la reducción de la pobreza. Esto se hace mediante la Evaluación de las Políticas e Instituciones Nacionales, que, en conjunto con el desempeño de la cartera, constituyen la clasificación del desempeño de un país (CPR, por su sigla en inglés), según la AIF. Además de la CPR, las asignaciones también se determinan en función del tamaño de la población y del ingreso per cápita. Estas clasificaciones se publican en el sitio web institucional.

Condiciones de financiamiento. La AIF ofrece una amplia gama de productos de financiamiento —desde donaciones hasta préstamos en las condiciones del BIRF— en los que se tienen en cuenta las variaciones en el desarrollo económico y social de los países destinatarios. Las condiciones de financiamiento más recientes pueden encontrarse en http://aif.bancomundial.org/financiamiento.