fbpx ¿Qué hace la AIF? | Asociación Internacional de Fomento (AIF) - Banco Mundial | Asociación Internacional de Fomento (AIF) - Banco Mundial

¿Qué hace la AIF?

La AIF es una institución abocada a diversos temas que apoya una amplia gama de actividades de desarrollo, entre ellas la educación básica, los servicios esenciales de salud, el agua potable y el saneamiento, la agricultura, el mejoramiento del clima para los negocios, la infraestructura y las reformas institucionales. Estos proyectos preparan el camino hacia la equidad, el crecimiento económico, la creación de empleo, el aumento de los ingresos y la mejora en las condiciones de vida.

Para los asociados contribuyentes, la AIF ofrece un canal eficiente a través del cual orientar la asistencia para el desarrollo hacia los países más pobres. Debido a que las contribuciones de los donantes se combinan con los reembolsos de los países receptores anteriores y actuales, la Asociación brinda una fuente significativa y estable de fondos en la que los países prestatarios pueden confiar a la hora de financiar sus prioridades de desarrollo.

La AIF es un asociado clave también en situaciones de crisis y emergencia en virtud de herramientas tales como el Mecanismo de Respuesta a las Crisis. Mediante este mecanismo se prestó apoyo a países que atravesaban crisis severas, como Haití tras el sismo de 2010, los países de África occidental afectados por el brote de ébola y Nepal luego del terremoto de 2015. Desde su creación durante la AIF16, este mecanismo ha otorgado USD 1800 millones para responder a las crisis y emergencias desatadas en 18 países que reciben financiamiento de la AIF en cinco regiones. 

La labor operacional de la AIF se complementa con estudios analíticos que apoyan el diseño de políticas dirigidas a reducir la pobreza. Además, la AIF asesora a los Gobiernos sobre formas de ampliar la base del crecimiento económico y proteger a la población pobre contra las crisis.

También coordina la asistencia de otros donantes para proporcionar alivio a los países pobres que no pueden afrontar la carga del servicio de su deuda. En este sentido, ha desarrollado un sistema para asignar donaciones en función del riesgo que experimentan las naciones de verse agobiadas por el endeudamiento, con el objetivo de ayudarlas a garantizar la sostenibilidad de la deuda.

La AIF concede un valor especial al impacto sobre el desarrollo y es considerada una plataforma transparente y económica para alcanzar resultados. Por ejemplo, entre los ejercicios económicos de 2011 y 2018, se utilizaron fondos de la AIF para vacunar a 274 millones de niños, brindar acceso a un mejor suministro de agua a 86 millones de personas, prestar servicios de salud a 657 millones de personas, y contratar o capacitar a más de 8,5 millones de docentes.