fbpx Servicio de Respuesta ante las Crisis | Asociación Internacional de Fomento (AIF) - Banco Mundial | Asociación Internacional de Fomento (AIF) - Banco Mundial

Servicio de Respuesta ante las Crisis

Una de las prioridades establecidas para la decimosexta reposición de los recursos de la Asociación Internacional de Fomento (AIF-16) y aprobadas por el Directorio Ejecutivo de la Asociación el 15 de febrero de 2011 es fortalecer la capacidad de los países de la AIF para hacer frente a crisis económicas o naturales exógenas. A fin de abordar el impacto que provoca este tipo de crisis de forma oportuna, estructurada y transparente, y proporcionar financiamiento adicional que permita responder a estas situaciones, se creó el Servicio de Respuesta ante las Crisis (CRW).

El objetivo principal de este instrumento es brindar a los países de la AIF recursos adicionales que los ayuden a responder ante crisis económicas graves y desastres naturales de gran envergadura, de modo de retomar su camino de desarrollo de largo plazo. En noviembre de 2015, los directores ejecutivos de la AIF ampliaron los criterios para acceder al CRW e incluyeron las emergencias sanitarias y las epidemias.

En lo que respecta a los desastres naturales, el CRW se destina a situaciones excepcionalmente graves. El financiamiento adicional proporcionado mediante el CRW complementa los esfuerzos realizados por la Organización de las Naciones Unidas para brindar alivio en situaciones de emergencia, puesto que con él se respaldan las redes de protección social que atienden a las poblaciones afectadas y se recuperan los activos físicos básicos destruidos por el desastre.

En relación con las crisis económicas, el CRW se pone en marcha en situaciones graves causadas por conmociones exógenas que afectan a un número significativo de países. Se analiza la posibilidad de aplicar el CRW cuando se producen crisis que, según las proyecciones, darán como resultado una baja interanual generalizada o regional del producto interno bruto (PIB) de al menos 3 puntos porcentuales en un número significativo de países de la AIF; lo anterior se complementa con un análisis del impacto fiscal. Como excepción, también puede proporcionarse apoyo mediante el CRW cuando se producen graves crisis de precios que quizá no den como resultado una caída en el PIB de 3 puntos porcentuales, siempre que: i) la crisis sea generalizada y provoque efectos fiscales graves; ii) haya consenso acerca de la necesidad de contar con una respuesta internacional concertada, y iii) las asignaciones de la AIF existentes para los países afectados se consideren insuficientes para proporcionar una respuesta adecuada.

En el caso de las emergencias sanitarias y las epidemias, el CRW se pone en marcha cuando un país de la AIF declara una emergencia sanitaria nacional y la Organización Mundial de la Salud (OMS) declara también que el brote reviste una posible importancia internacional en el marco de su sistema mundial de alerta y respuesta y de conformidad con el Reglamento Sanitario Internacional de 2005.

Se espera que el financiamiento del CRW forme parte de una respuesta internacional concertada y solo se utilice como último recurso. Si bien todos los países de la AIF podrían llegar a recibir ayuda del CRW, el acceso efectivo a esos recursos depende de las circunstancias específicas de cada país (por ejemplo, magnitud del impacto de la crisis, acceso a fuentes de financiamiento alternativas, etc.). El Directorio Ejecutivo del Banco Mundial adopta las decisiones finales sobre el financiamiento del CRW teniendo en cuenta las evidencias acerca de la gravedad de las crisis y la falta de mecanismos de apoyo alternativos.

Para obtener más información sobre los criterios para poner en marcha el CRW y sus mecanismos de implementación, haga clic aquí. (PDF, en inglés)